sábado, 10 de octubre de 2015

Elizabeth Una Joven Con Propósitos

Gissell Angarita

Nocturna

En una ciudad grande había una joven llama Elizabeth, vivía con su familia la cual la amaban y respetaban por ser la niña de la casa; había acabado de terminar sus estudios secundarios y cumplió 17 años, ella quería hacer una carrera y volverse una profesional para lograr muchas metas trazadas en su vida y en la de su familia, para cumplir cada uno de sus sueños.

Paso un tiempo en el cual se matriculo en la mejor universidad de aquella ciudad, para ser una gran abogada. El momento llego y ella estaba feliz; dijo entre Sí: Al fin comenzare mis estudios y lograre lo propuesto… Su familia feliz le deseo lo mejor en esta nueva etapa que comenzaba para ella.

Al entrar por la puerta principal de la universidad un joven despistado tropezó con ella proponiéndole un pisotón, es ese momento el asustado y sin saber que hacer le pide disculpas. Ella ofendida murmura diciendo que en algún momento se las tendría que pagar.
Al pasar un buen tiempo, Elizabeth poco a poco se fue enamorando de aquel joven del incidente, el día de la semana cultural llego en la universidad y a ella la habían elegido como la reina para aquel año de preparatoria y a él como el edecán, el día de las carrosas llego y ella aun no sabía quién sería su edecán, cuando se lo presentaron le dio rabia y a la vez mucha alegría. Porque como dice un dicho “del odio al amor solo hay un paso” quería volverlo a ver y ni siquiera sabía cómo se llamaba, los presentaron, el sonrojo y con una sonrisa le dijo: mucho gusto me llamo Juan, ella dijo Elizabeth. El día de la coronación estaba nerviosa, pero Juan era el que le daba ánimos a cada momento. Se escuchó una voz que dijo: La Ganadora Es Elizabeth, se escucharon aplausos, bulla y ella no lo podía creer, abraso a su edecán y le dio las gracias por todo.

Cuando todo acabo, ella se fue para su casa, agotada y sin ganas de levantarse al otro día, golpearon a la puerta  toc, toc, era juan con un ramo de flores visitando a su nueva candidata, Elizabeth le sorprendió mucho aquella visita inesperada, sus padres y sus hermanos la dejaron sola con aquel joven, el acercándose a ella le dijo; me gustas desde el primer momento en que te vi y no he dejado de pensar en ti, quiero que seas mi novia, ella atónita le respondió: también me gustas y claro que quiero ser tu novia, en ese momento el decidió hablar con la familia de Elizabeth. Ellos con gusto aceptaron. Pasaron 5 años y al fin terminaron sus estudios convirtiéndose en profesionales y con buenos puestos de trabajo. Fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario